jueves, 12 de junio de 2014

Mi consejo a un taxista

Taxista, vende tu licencia.

En serio, considera seriamente la posibilidad de deshacerte de tu licencia de taxi cuanto antes.

Tu licencia te ha costado muchos miles de euros y, créeme, su valor está amenazado. Si no la vendes corres un riesgo considerablemente alto de que en el futuro no valga nada.

Tu problema no es Uber sino las cientos de empresas que usando una tecnología cada vez más accesible pueden permitir a cualquiera mejorar el servicio del taxi de multiples formas. Pueden hacerlo más barato, más conveniente, más personalizado; mejor en definitiva.

Tus protestas y bloqueos no sólo no te ayudan sino que contribuyen a publicitar a estas empresas y hacerlas cada vez más conocidas.
Las protestas de los taxistas catapultan la aplicación de Uber al número 1 en la Apple store (fuente)

Echa un vistazo al tweetline de Neelie Kroes, la vicepresidenta de la comisión europea que lidera la agenda digital, y entenderás que los políticos tampoco van a solucionar tus problemas.

Respecto a las protestas de los taxis - la tecnología está cambiando muchos sectores. Los taxis no están exentos. Necesitamos trabajar con la tecnología no contra ella, no es el enemigo. 
Y los políticos no van a solucionar tus problemas porque nadie está interesado en defender el número limitado de licencias de taxi en una ciudad. Por eso mi consejo es que vendas tu licencia de taxi.

No hoy, posiblemente no mañana, pero empieza a dar los pasos que te lleven a la posibilidad de vender tu licencia cuanto antes.

A cuidarse
Javier Arias González

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son bienvenidos en mis blogs. Se agradece y valora la participación y el intercambio de opiniones.

Sin embargo, no voy (no puedo) a contestar a todos los comentarios de mis blogs. Muchas veces no veo como añadir valor con una contestación por mi parte, en otras pesa más mi intención de no repetirme o monopolizar la conversación.

Por favor, si esperas o deseas que conteste a uno de tus comentarios hazlo explícito con un "¿tu que opinas Javier?" o similar.

El blog admite comentarios anónimos y sin moderación, pero borraré lo antes posible todo aquel comentario que no este en la línea del estilo de mis blogs.