martes, 30 de octubre de 2012

La reputación en internet ¡Quien supiera calcularla!

Con el boom que están viviendo los servicios peer to peer el valor de la reputación de una persona en internet cobra mayor importancia si cabe.

Intercambiar casa para las vacaciones, compartir un coche, comprar algo de segunda mano, ayudar a financiar un proyecto o incluso hacer un préstamo son sólo algunas de las decisiones que tomarás en función de la reputación de tu peer en internet.

Tradicionalmente los marketplaces utilizan sus propias métricas de reputación. Por ejemplo, cuando compras o vendes algo en eBay siempre miras la "reputación" del comprador o vendedor reflejada en su feedback profile.

Con la proliferación de redes sociales, servicios p2p y los avances en big data se empiezan a plantear escenarios en los que la reputación de una persona en los distintos servicios en los que participa se pueda agregar y ser usada en otros servicios. ¿Puede mi reputación en airbnb, combinada con mi reputación en taskrabbit ayudarme a la hora de obtener financiación para mi proyecto en kickstarter? ¿Puede, como sugiere la Harvard Business Review, influir en mis posibilidades a la hora de optar a un empleo?

Klout, que mide influencia social, después de todo una derivada de la reputación, es la empresa más conocida en este área; pero le acompañan ConnectMe, Legit and TrustCloud ofreciendo directamente el servicio de agregación de reputación online.

El reto que tienen es inmenso. Estas empresas no tratan sólo de desarrollar un algoritmo que sea capar de asignar peso a cada interacción de un usuario en función de las circunstancias sino que además necesitan ellas mismas, desarrollar su reputación, online y offline, de forma que sus asignaciones de reputación puedan ser confiadas. Y esto, si me apuras, es más difícil que el desarrollo del algoritmo.


A cuidarse
Javier Arias González


En este video (en inglés pero con subtítulos en castellano) Rachel Botsman explica su idea de la nueva economía de la confianza.


Post relacionados:
Update 19/2/2013

Un artítulo de The Economist sobre el uso de social media para determinar el credit score. Credit scores - Stat oil - Lenders are turning to social media to assess borrowers