miércoles, 11 de enero de 2012

Aprendiendo de la cultura de Google

A principios de Diciembre de 2011 Eric Schmidt dio una charla en la Convención para la innovación de la Comisión Europea 2011 sobre lo que Europa (y, añado yo, especialmente España) debería hacer para promover la innovación.





En un momento dado, minuto 37:37 en el video, Don Tapscott hizo la siguiente pregunta.
"Me pregunto que podemos aprender acerca de la cultura de Google sobre innovación, porque Google es una máquina de innovar. Desde luego, desde fuera, no es intuitivo, en realidad es un tanto extraño. 
Competis contra vosotros mismos pero os asociais con vuestros competidores. Tenéis eso de no seas malo y os cargáis iniciativas porque pensáis que pueden ser malas; quiero decir, muchas compañías piensan que ser malo es aceptable siempre que se gane dinero. 
Les decís a vuestros empleados que gasten su tiempo, el 20% de la semana, no para trabajar en las cosas normales. Tenéis esa extraña forma de gestionar en la que las personas son tratadas por igual y en la que no os importan los fallos. 
No tiene ningún sentido"
Dos frases me llamaron la atención de la respuesta de Eric:
"Pienso que filosóficamente [Google] está organizada alrededor de los individuos y sus ideas. Google puede ser entendido como una máquina de innovar desde abajo con los managers intentando, digamos, descifrar cuales son las oportunidades."
"Te diré que el modelo de Google funcionaría perfectamente en Europa [y en España, añado yo] por la calidad del intelecto de las personas; siempre y cuando hagas un cambio. Y ese cambio es cambiar la relación entre los jefes y los empleados. El modelo empresarial Europeo es muy jerárquico [y el español sobre manera, añado yo].. no funciona con personas muy creativas que pueden moverse con rapidez."
Yo sinceramente pienso que la cultura de Google se puede reproducir en prácticamente cualquier ambiente laboral. Después de todo se trata de que todos en la compañía crean que va a funcionar y que quieran que funcione.

A la conclusión que he llegado es que cuando alguien dice: no creo que eso vaya a funcionar en mi empresa o en mi país, normalmente significa que en realidad esa persona no quiere que funcione.



A cuidarse
Javier Arias González