lunes, 9 de enero de 2012

Adiós Microsoft Excel, adiós

Por años has sido la aplicación estrella en todos mis ordenadores.

Todavía recuerdo el efecto Wow!!! que provocaste en mí la primera vez que te vi, acostumbrado como estaba al Lotus 123.

Sabes que te he sido fiel durante años y que he sido un usuario razonablemente avanzado. He usado tus funciones más raras, tus pivot tables, te he conectado a bases de datos externas, he escrito macros y he jugado con solver, views y escenarios.

Documentos Microsoft Excel han sido donde he llevado desde el control de mis gastos hasta los kilómetros que hago en bicicleta pasando por la típica hoja de amortización de mi hipoteca. Los que me conocen saben que he tenido hojas excel para todo.

Has sido, como digo, la aplicación estrella de todos mis ordenadores. Pero como a todas las estrellas te ha llegado el momento en que tu luz se ha apagado.

Ya no tengo ningún documento Microsoft Excel y te he desinstalado definitivamente de mi ordenador.

Ahora mi aplicación estrella es el navegador, Google Chrome en concreto, y lo que eran documentos Microsoft Excel han pasado a ser Google Spreadsheets.

Estoy seguro de que no es una sorpresa para ti. Señales no te han faltado. Has visto como le ha pasado lo mismo a Microsoft Word y sabes que desde hace meses cualquier hoja de cálculo nueva que creo es una Google Spreadsheet. En realidad, lo que te ha salvado hasta ahora ha sido lo vago que he sido a la hora de convertir alguno de los documentos que más uso.

Sí, es cierto. Tú "sabes" hacer más cosas que Google Spreadsheets; pero la realidad es, que nada de lo que "sabes" hacer y Google Spreadsheets no "sabe", me es necesario.

Google Spreadsheets "sabe" hacer todo lo que necesito y, además, me ofrece la posibilidad de acceder a mis documentos desde cualquier dispositivo capaz de ejecutar un navegador (un portátil, un móvil, un tablet, un televisor, etc), independientemente de que sistema operativo use, sin necesidad de tener instalado un software cliente (ni siquiera necesito una conexión a internet). Que sólo un navegador y mi permiso sea suficiente para poder acceder a uno de mis documentos es ideal para compartir mis documentos con otras personas, incluso para publicarlo en internet. El que todos los que tengan acceso al documento y puedan editarlo al mismo tiempo es un plus de productividad que es bienvenido.

Por último sí, también, que Google Spreadsheets sea gratis y tu no es otra gran ventaja, pero, si te soy sincero, una vez probado lo bien que me va con Google Spreadsheets, ya no te quiero ni gratis.

Te has apagado. Adiós Microsoft Excel, adiós.

A cuidarse
Javier Arias González

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Yo desinstalé Excel y el resto de programas ofimáticos de Windows hace ya muchos años. Empecé a usar el antiguo StarOffice, de Sun Microsystems, que después pasó a ser Open Office bajo varias denominaciones para sistemas operativos Linux, Unix (sobre todo Solaris) y Windows... y últimamente se llama Oracle Office. Cuando alguien me mandaba un fichero de windows lo abría con estas herramientas, pero me he resistido a comprar las aplicaciones de Microsoft, y por supuesto también a instalar copias piratas de las mismas (aunque lo hace el 90% de la gente que conozco). Creo que las herramientas de Google Docs se basan en Open Office. Para mí son suficientes. Bien por el software libre.

    ResponderEliminar
  3. Javier,

    No puedo estar más de acuerdo... justo cuando ayer se supo la noticia del acuerdo entre BBVA y Google Apps.
    Para cerrar ese círculo, de "vivir en la nube" hace falta un servicio como Dropbox dentro de todos los servicios de Google Apps. Igual de sencillo, cómo y práctico.
    Entonces sí, no habría necesidad de trabajar con apps en nuestro ordenador.

    Un saludo,
    Esteban

    ResponderEliminar
  4. Je, je, no me extraña el tono de nostalgía de tu post porque seguramente que lo acabarás echando de menos :-P je, je

    Ahora en serio, es normal que hagas uso de las herramientas de tu compañía y también que hagas evangelización de las mismas, sobre todo si cubren tus necesidades, pero obviamente no son productos comparables en cuanto a la funcionalidad que ofrecen. Dicho esto, insisto en que si google spreadsheets cubre con tus necesidades tiene todo el sentido del mundo que lo uses, pero si quieres hacer uso de funcionalidades como formatos condicionales, spell check, previews, o hacer uso de más fuentes (235 Excel) o si hablas un idioma no incluido en los 38 de google (+100 en Excel) o verdaderamente quieres trabajar de manera compartida, pues parece que lo de dejar Excel te costará un poco más :-)

    Para muchos usuarios (sé que no es tu caso ni forma parte de tu argumentario) el coste es un issue, pero para eso está la versión gratuita de Office Web App, que sigue siendo funcionalmente más rica que Google Spreadsheet y Google Docs.

    Te invito a que eches un vistazo a este breve video en el que verás lo que da de sí Office Web App combinado con SkyDrive.

    Por otro lado, Spreadsheets no te permite trabajar offline todavía (sólo visualizar) y es una gran limitación que office no tiene. Es posible que algún día lo ofrezcáis, pero de momento no es más que una intención.

    Te animo a que eches un vistazo a
    esta web
    en el que se ve las limitaciones que tiene spreadsheets respecto a Excel Web App en temas como filtrado, formatos condicionales, gráficos, etc.

    Pero bueno, si estamos hablando de llevar la contabilidad de casa o los kms de la bici, seguro que Spreadsheets te sirve :-P

    un abrazo!!

    ResponderEliminar

Los comentarios son bienvenidos en mis blogs. Se agradece y valora la participación y el intercambio de opiniones.

Sin embargo, no voy (no puedo) a contestar a todos los comentarios de mis blogs. Muchas veces no veo como añadir valor con una contestación por mi parte, en otras pesa más mi intención de no repetirme o monopolizar la conversación.

Por favor, si esperas o deseas que conteste a uno de tus comentarios hazlo explícito con un "¿tu que opinas Javier?" o similar.

El blog admite comentarios anónimos y sin moderación, pero borraré lo antes posible todo aquel comentario que no este en la línea del estilo de mis blogs.