lunes, 9 de enero de 2012

Adiós Microsoft Excel, adiós

Por años has sido la aplicación estrella en todos mis ordenadores.

Todavía recuerdo el efecto Wow!!! que provocaste en mí la primera vez que te vi, acostumbrado como estaba al Lotus 123.

Sabes que te he sido fiel durante años y que he sido un usuario razonablemente avanzado. He usado tus funciones más raras, tus pivot tables, te he conectado a bases de datos externas, he escrito macros y he jugado con solver, views y escenarios.

Documentos Microsoft Excel han sido donde he llevado desde el control de mis gastos hasta los kilómetros que hago en bicicleta pasando por la típica hoja de amortización de mi hipoteca. Los que me conocen saben que he tenido hojas excel para todo.

Has sido, como digo, la aplicación estrella de todos mis ordenadores. Pero como a todas las estrellas te ha llegado el momento en que tu luz se ha apagado.

Ya no tengo ningún documento Microsoft Excel y te he desinstalado definitivamente de mi ordenador.

Ahora mi aplicación estrella es el navegador, Google Chrome en concreto, y lo que eran documentos Microsoft Excel han pasado a ser Google Spreadsheets.

Estoy seguro de que no es una sorpresa para ti. Señales no te han faltado. Has visto como le ha pasado lo mismo a Microsoft Word y sabes que desde hace meses cualquier hoja de cálculo nueva que creo es una Google Spreadsheet. En realidad, lo que te ha salvado hasta ahora ha sido lo vago que he sido a la hora de convertir alguno de los documentos que más uso.

Sí, es cierto. Tú "sabes" hacer más cosas que Google Spreadsheets; pero la realidad es, que nada de lo que "sabes" hacer y Google Spreadsheets no "sabe", me es necesario.

Google Spreadsheets "sabe" hacer todo lo que necesito y, además, me ofrece la posibilidad de acceder a mis documentos desde cualquier dispositivo capaz de ejecutar un navegador (un portátil, un móvil, un tablet, un televisor, etc), independientemente de que sistema operativo use, sin necesidad de tener instalado un software cliente (ni siquiera necesito una conexión a internet). Que sólo un navegador y mi permiso sea suficiente para poder acceder a uno de mis documentos es ideal para compartir mis documentos con otras personas, incluso para publicarlo en internet. El que todos los que tengan acceso al documento y puedan editarlo al mismo tiempo es un plus de productividad que es bienvenido.

Por último sí, también, que Google Spreadsheets sea gratis y tu no es otra gran ventaja, pero, si te soy sincero, una vez probado lo bien que me va con Google Spreadsheets, ya no te quiero ni gratis.

Te has apagado. Adiós Microsoft Excel, adiós.

A cuidarse
Javier Arias González