jueves, 13 de octubre de 2011

Think Mobile First

El pasado 29 fui uno de los ponentes en el evento Think Mobile with Google. Mi presentación se titulaba Think Mobile First y trataba de argumentar por qué creo que las empresas deben pensar primero en los móviles (en contraposición a priorizar los portátiles u ordenadores de sobremesa).

Victor Ruiz me pidió que desarrollara el concepto en una entrada y yo le prometí que lo haría. Es hora de cumplir la promesa.

Pongámonos un poco en situación...

En Febrero de 2010, hace casi dos años. Eric Schmidt, que por entonces era CEO de Google, hizo una presentación el el Mobile World Congress de Barcelona.


En esa presentación anunció que Google empezaba a aplicar la filosofía “Mobile First”. Esta filosofía significaba para Google que todos los productos productos tendrían una versión específica para móviles y que los nuevos productos se diseñarían teniendo en cuenta que serían usados desde teléfonos móviles. Vic Gundotra lo reafirmaría poco tiempo después en el blog sobre mobile de Google.

En esa presentación, repito, en febrero de 2010, hace casi dos años, uno de los argumentos que Eric Schmidt usó fue que en 2013, tres años más tarde, las ventas de los smartphones superarían las ventas de los PCs.

En Noviembre de 2010, 9 meses más tarde de la presentación de Eric en Barcelona, hace apenas un año, Mary Meeker, conocida como la reina de internet, firmó un informe de de Morgan Stanley predecía que las ventas de los smartphones superarían a las de los PCs en el año 2012.


En Febrero de 2011, sólo tres meses después, Mary Meeker, ahora en KPCB, se corregía a si misma y anunciaba que las ventas de los dispositivos móviles (smartphones y tablets) ya habían superado a las ventas de PCs en el cuarto trimestre del año 2010, tres años antes de lo que Eric Schmidt había estimado.


¡Dos años antes de lo que ella misma había estimado tan sólo tres meses antes! ¡Hace ya nueve meses!

No se vosotros pero yo de todas estas estimaciones saco dos conclusiones.

La primera es: No te fies de las previsiones de ventas de dispositivos móviles, parece que tienden a quedarse cortas.

La segunda es: En un futuro muy próximo todo el mundo va a tener un smartphone en su bolsillo o un dispositivo móvil al alcance de su mano.

Conclusión a la que, por otro lado, ya había yo llegado cuando mi madre, típica persona que tiene un teléfono móvil normal y corriente y que lo usa mayormente para enviar mensajes cortos a sus hijos, me vio dictar un SMS a mi móvil y exclamó "Yo quiero un móvil como ese".

Pregunta capciosa, pero sin mala intención. Si Google pensando que se venderían más móviles que pcs en tres años decidió que Mobile First era la estrategia a seguir ¿no crees que ahora, que ya hace nueve meses que se venden más smartphones que pcs, ya va siendo hora de que empieces a pensar en mobile?

Vale, de acuerdo, a partir de ahora vamos a pensar en mobile, pero ¿cómo se hace eso del mobile first?

Yo propongo empezar con tres ideas:

1.- Crea una página específica para dispositivos móviles
Una página para dispositivos móviles tiene dos características muy claras. El tamaño de la pantalla es mucho más pequeño que en la de un ordenador (incluyendo laptops) y la página va a ser manejada por dedos, no por un puntero de ratón.

Esto te obliga a concretar; a eliminar de la página todo lo que no sea realmente necesario.

Te obliga a pasar de esto:
a esto:


de esto:

a esto:

2.- Usa HTML5
HTML5 tiene ventajas sobre otras opciones. Permite cargar contenido en segundo plano, almacenar contenido en local, acceder a parte del hardware del dispositivo y, sobre todo, es la opción más compatible entre la multitud de dispositivos y sistemas operativos disponibles. La compatibilidad entre navegadores no es todavía perfecta, pero todos los navegadores están evolucionando para soportarlo.

3.- Optimiza la velocidad de carga de tu página
Que la velocidad de carga de una página es crítica para la experiencia del usuario es algo ya muy sabido. En Google hicimos un experimento con el buscador en que se demostraba que tardando simplemente 100 milisegundos más en responder a una búsqueda ya se apreciaba el impacto negativo en el número de búsquedas que hacían los usuarios; y lo que es peor, los usuarios hacían cada vez menos y menos búsquedas cuanto más tiempo estaban expuestos al experimento.


Que para el usuario de dispositivos móviles la velocidad de carga de una página es aun más crítica es algo que mucha gente parece no haberse dado cuenta.  En el entorno móvil no sólo el ancho de banda y la calidad de las comunicaciones es menor, también lo es el tiempo que invierten los usuarios en cada sesión.



Fíjate en estas cifras del estudio What users want from mobile:

  • El 71% de los usuario de móvil esperan que una página web cargue tan rápido o más en su teléfono que en el ordenador que usan en casa
  • Cerca del 60% de los usuarios web en el móvil esperan que una página web se cargue en 3 segundos o menos. El 74% están dispuestos a esperar 5 segundos o menos antes de abandonar la página web
  • Los usuarios de móviles no tienen paciencia para re-intentar el acceso a una página. Un tercio se irán a un competidor. Un 78% de los usuarios están dispuestos a intentar cargar una página dos o menos veces

Eliminar redirecciones, usar sprites de CSS para servir múltiples imágenes, consolidar CSS y Javascript en un único fichero, minimizar el código son algunas de las técnicas habituales para optimizar la velocidad de descarga de una página. Google Page Speed soporta entornos móviles y en la sección de velocidad de la página de desarrolladores de Google hay un montón de consejos que pueden aplicarse a entornos móviles.

Si además usas HTML5, como propone la segunda idea, podrás usar el almacenamiento local como caché, usar CSS3 y canvas en vez de algunas imágenes o cargar contenido en background.


Conclusión
Imagina que tienes un proyecto web. Imagina que me has hecho caso y has decidido abrazar la filosofía Think Mobile First. ¿Qué habrás hecho?

Habrás desarrollado una página específica para dispositivos móviles. Será una página muy sencilla y enfocada en lo que realmente es importante para el usuario. Nada que no sea importante aparecerá en esa página. La habrás desarrollado usando HTML5 y habrás optimizado su velocidad para que la experiencia de uso sea buena incluso en una red con poco ancho de banda.

Ahora tienes que desarrollar la versión para ordenadores, lo vas a hacer a partir de la versión para el móvil ¿Cómo crees que te quedará la página? ¿Hay posibilidades de que sea una página sencilla que usa HTML5 y que es muy rápida cargando?

Anexo
Y una vez que tienes tu página para el móvil ¿Qué?

Pues, si tiene sentido, desarrolla una aplicación.

Desarrollar una aplicación específica para un dispositivo y/o sistema operativo móvil puede tener sentido si la aplicación tiene funcionalidades que requieren un acceso al hardware que no es todavía posible desde el navegador (por ejemplo la aplicación de Google+ para Android, que detecta cuando se toma una fotografía y automáticamente sube la foto a un album privado en la nube), si la aplicación servirá a una concentración muy clara de usuarios en un tipo de dispositivos (un lector de eBooks específico para iPad) o si la aplicación tiene una necesidad de potencia de cálculo considerable (la aplicación de Google+ para hacer hangouts).

Documentos relacionados interesantes:
Update 2/Nov/2011
Google acaba de publicar la página GoMo con recursos para ayudarte adaptar tu página web al mundo móvil.

A cuidarse
Javier Arias González