martes, 11 de octubre de 2011

¿Quieres mi opinión...?


Entonces tu primera pregunta, y además obligatoria, no debería ser mi dirección de correo. Eso hace que me niegue a contestar tu cuestionario.

Por si acaso... Tampoco debería ser tu última pregunta; porque si después de haber contestado a tu encuesta me encuentro que me obligas a dar mi dirección de correo para enviarte mis respuestas sentiré que me has hecho perder mi tiempo, y eso es mucho peor.

Lo que debes hacer es dejarme rellenar la encuesta anónimamente y, si quieres, al final, después de que yo haya visto todas las preguntas, darme la opción de proporcionar mi información de contacto por si a mi no me importase que te pongas en contacto conmigo en relación a mi feedback

A cuidarse
Javier Arias González