lunes, 16 de mayo de 2011

La parte negativa del informe de la CMT sobre el ecommerce

El pasado 6 de Mayo la CMT publicó en su blog el Informe sobre el comercio electrónico en España a través de entidades de medios de pago (IV Trimestre 2010).

La entrada presenta un panorama positivo para ecommerce en España ("[Y ya van]Siete trimestres consecutivos con récord de facturación en el comercio electrónico en España.") y las noticias que se han hecho eco del informe (El comercio electrónico creció en España un 27 % en 2010 (Expansión)El comercio electrónico volvió a batir récord en 2010 (El País)) se centraron todas en resaltar los records de facturación y los porcentajes de crecimiento espectaculares.

Sin embargo, al leer el informe en detalle yo he visto algunas señales que no son tan positivas tanto en el record de facturación como en el porcentaje de crecimiento.

    "En el cuarto trimestre de 2010, el comercio electrónico en España alcanzó un volumen de negocio de 1.911,0  millones de euros...". Al desglosar este dato geográficamente vemos que:
    • El volumen del comercio originado en España con el exterior (importaciones) es de 875 millones de euros 
    • El volumen del comercio originado en España con España (comercio interno) es de 815.7 millones de euros
    • El volumen del comercio originado en el exterior con España (exportaciones) es de 220.3 millones de euros
    Lo que significa que el 45.8% del volumen del negocio que genera el ecommerce se va al extranjero y lo que significa también que saldo neto de volumen de negocio con el exterior del ecommerce en España tiene un balance negativo de 654.7 millones de euros.


    Si nos fijamos en el porcentaje de crecimiento ("un 21,4%  más que en el mismo trimestre de 2009") veremos que:
    • El % de crecimiento del comercio originado en España con el exterior (importaciones) es del 21.2%
    • El % de crecimiento del comercio originado en España con España (comercio interno) es del 17.1%
    • El % de crecimiento del comercio originado en el exterior con España (exportaciones) es del 41.4% (sobre una base prácticamente cuatro veces menor que los dos anteriores datos)
    Lo que significa que el volumen de negocio que genera el ecommerce que se va al extranjero no sólo es mayor sino que en el último año ha crecido más rápido que el volumen de negocio que se queda en España.

    Este gráfico incluido en el informe resumen la situación y apunta un tercer problema

    EVOLUCIÓN TRIMESTRAL DEL VOLUMEN DE NEGOCIO DEL COMERCIO ELECTRÓNICO SEGMENTADO GEOGRÁFICAMENTE (millones de euros)

    La línea naranja representa el volumen de ventas del ecommerce originado en el exterior con España. Resulta evidente que crece por debajo que el mercado.

    Conclusión
    El ecommerce en España es un sector económico en crecimiento, pero la mayor parte de ese crecimiento se lo están llevando empresas extranjeras (89% de la UE), la tendencia parece que se acentua y el volumen de negocio de las empresas de ecommerce españolas con el extranjero no crece al ritmo del mercado. El ecommerce en España va bien, pero no lo suficientemente bien.

    Copio aquí algunas de las conclusiones a las que llegaba después de leer el informe European Online Retail Forecast, 2010 To 2015 de Forrester en la entrada El ecommerce en España porque creo que vuelven a ser relevantes (las negritas no estaban en el original).

    • Existe una gran oportunidad para el ecommerce en España. Pocas áreas de negocio se estima que vayan a tener un crecimiento anual compuesto de un 18% en España en los próximos cinco años
    • Que sólo un 34% de los internautas españoles sean compradores online representa una oportunidad para aquellas empresas online que sepan resolver los stoppers del español medio.
    • Si piensas montar una tienda online no te centres sólo en España. Piensa en vender en UK y Alemania la oportunidad es un orden de magnitud mayor en esos países. La competencia seguramente también, pero lo que aprendas compitiendo en esos mercados te hará más fuerte en España
    • Como las empresas españolas no se den prisa en desarrollar su presencia y sus ventas en internet para servir a los españoles las empresas americanas, inglesas, alemanas y francesas lo harán. La búsqueda de mercados subdesarrollados donde expandirse, y en ecommerce España lo es, es el paso lógico de una empresa ya posicionada en un mercado desarrollado y con una fuerte competencia.

    A cuidarse
    Javier Arias González