jueves, 10 de febrero de 2011

El cambio de Nokia

Me ha llamado mucho la atención el memo atribuido a Stephen Elop, el nuevo CEO de Nokia, sobre la situación de la empresa (puedes leerlo entero aqui en inglés y aquí en castellano). Para mi tiene dos lecturas que resultan contradictorias.

Por un lado ese memo es una pieza maestra del primer movimiento en toda gestión del cambio: "Crear sentimiento de urgencia". Y digo una pieza maestra porque lo hace con una imagen muy fácil de recordar, la de una plataforma ardiendo y el dilema de saltar o no;  porque juega habilmente con los significados de la palabra plataforma, petrolíferas por un lado y entornos para dispositivos móviles por otro; y porque hace un análisis de la situación de Nokia y sus competidores certero, comprensible y ciertamente amenazante para Nokia. Pocas dudas albergo de que todo aquel que lea el memo, sobre todos empleados de Nokia, ha acabado convencido de la necesidad de un cambio. Ese es el gran mérito de este memo.

Pero por otro lado es posible encasillar este memo en la tradición de aquellos managers y CEOs que lo primero que hacen al llegar a una empresa/departamento es publicar a los cuatro vientos que la situación es terrible, creando de esta manera una base para que sus éxitos brillen más o, si llegara el caso, que sus fracasos no sean culpa suya sino de la situación que se encontraron al llegar.

Para mi es imposible saber en que categoría encajará Stephen Elop, si en la del genio de la gestión del cambio o si en la del CEO que se ponen la venda antes que la herida. Sólo el tiempo y sus decisiones lo decidirán. Pero mientras tanto no deja de sorprenderme el aplauso generalizado a su memo cuando en realidad, lo difícil viene ahora; lo difícil es decidir a donde saltar.

Como decía la Marquesa de Merteuil en las Amistades Peligrosas "No se aplaude a un tenor porque se aclare la garganta". Esperemos a que empiece las primeras escalas y analicemos hacia donde y cómo se decide saltar.

A cuidarse
Javier Arias González