miércoles, 7 de julio de 2010

¿Internet o el telediario de Matías Prats?

Si mañana me llama mi jefe de prensa y me dice Marcos: "Ha aparecido en un medio de comunicación que tenemos el producto [coca-cola] contaminado". Me da primero un vuelco al corazón. Y luego le pregunto: "¿Donde?" Y si me dice: "en internet" Digo "uff", respiro tranquilo. Pero si me dice que ha sido en el telediario de Matías Prats salgo corriendo y me escondo debajo de la cama.
Marcos de Quinto, Presidente de Coca cola España
Video de su charla en Hoy es Marketing 2010

La frase me llamó mucho la atención nada más oírla y mi primer pensamiento fue: Marcos se equivoca.

Se equivoca porque asigna a internet una credibilidad y un alcance menor que la credibilidad y el alcance que tiene el telediario de Matías Prats. Y yo pienso que no sólo la credibilidad de internet no es menor y el alcance de internet es mucho mayor que el de un telediario de una cadena estatal; sino también la rapidez a la que se propagaría la comunicación sería muchísimo mayor en internet.

Pero meditando un poco más sobre el tema he llegado a la conclusión de que, en realidad, Marcos tiene razón.

Tiene razón porque si la noticia aparece en un medio de internet todavía tiene margen para reaccionar frente a la comunicación; por eso puede respirar tranquilo. Sin embargo, si la comunicación aparece en el telediario de Matías Prats muy posiblemente, y a juzgar por los contenidos de los telediarios de hoy en día, los redactores se habrán enterado por internet y para cuando el telediario se emita la noticia ya será tan grande en internet que va a ser prácticamente imposible mitigar el impacto que tendrá sobre su producto/marca.

A cuidarse
Javier Arias González

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son bienvenidos en mis blogs. Se agradece y valora la participación y el intercambio de opiniones.

Sin embargo, no voy (no puedo) a contestar a todos los comentarios de mis blogs. Muchas veces no veo como añadir valor con una contestación por mi parte, en otras pesa más mi intención de no repetirme o monopolizar la conversación.

Por favor, si esperas o deseas que conteste a uno de tus comentarios hazlo explícito con un "¿tu que opinas Javier?" o similar.

El blog admite comentarios anónimos y sin moderación, pero borraré lo antes posible todo aquel comentario que no este en la línea del estilo de mis blogs.