viernes, 25 de junio de 2010

La experiencia de viajar en transporte aéreo

En Abril me afectó la erupción del volcán islandés y mi experiencia con la industria del transporte aéreo no fue precisamente buena. A raíz de haber cancelado uno de los vuelos afectados por la erupción solicité la devolución del importe y a día de hoy, dos meses más tarde, todavía no he recibido el dinero en mi cuenta.


En mi vuelo Madrid->Lisboa de hace dos días llegué a mi destino con más de una hora de retraso.

En el vuelo de hoy Lisboa->Madrid media hora de retraso al embarcar, un embarque anormalmente lento y ahora el piloto anuncia que esperaremos a despegar 40 minutos como mínimo.

No estoy seguro de si es algo generalizado o si simplemente se trata de casos aislados, pero lo que tengo claro es que este tipo de experiencias por parte de sus usuarios no ayudan a la industria del transporte aéreo a salir de su crisis permanente. 

El lunes vuelo a San Francisco, veremos cómo resulta la experiencia.

A cuidarse
Javier Arias González