viernes, 26 de febrero de 2010

Una de viagra, cánones y tostadoras

Si se descubriese que comer una tostada de pan tiene el mismo efecto que tomarse una viagra la industria farmacéutica, si reaccionase igual que la discográfica, conseguiría que todos, incluso las mujeres, acaben pagando un canon por cada paquete de pan de molde y por cada tostadora que se venda y pediría que ese canon se extendiese al consumo de energía eléctrica.

A cuidarse
Javier Arias González