sábado, 26 de septiembre de 2009

¿Cuando hacer un master?

Esta entrada pertenece a la serie Respuestas a preguntas frecuentes sobre masters

Muy simple. Lo antes posible.

Son muchos los motivos por los que a una persona le puede interesar estudiar un master. El rango iría desde el puro desarrollo intelectual hasta el puro interés económico. Pero sea cual sea el motivo por el cual a una persona le interese hacer un master lo disfrutará durante más tiempo en su vida cuanto antes lo haga. Es decir el provecho que le vas a sacar a un master (económico, de carrera profesional, de conocimiento, etc) será mayor cuanto antes lo hagas.

Desde el punto de vista económico y de carrera profesional cuanto antes hagas un master no sólo mayor será tu salto salarial y profesional al acabar el mismo sino que tendrás más años para capitalizarlo. Años en los que además te beneficiarás de tu juventud, flexibilidad y ambición.

Pero desde el punto de vista de conocimiento existe una tendencia de opinión, de la que yo mismo fui parte, que predica que un master es mejor estudiarlo cuando uno (y sus compañeros de master) ya tiene un cierto número de años de experiencia profesional. De esta manera el intercambio de conocimiento que se establece entre los alumnos del master es más rico y por tanto el nivel de los conocimientos adquiridos es mayor. Un ejemplo de esto lo contaba yo en la entrada What should be the value added on an International Executive MBA en la que describía una conversación de pasillo con dos compañeros de mi Mater.

Ahora pienso que este razonamiento es erróneo. Un master, como las carreras universitarias, no es sólo la cantidad de conocimiento y las experiencias que acumulas durante el programa; como las carreras universitarias, es una formación que te capacita para adquirir más conocimientos más rápido, para interpretar datos y situaciones con más criterio. En mi opinión los beneficios de disfrutar de esa capacitación al principio de tu carrera profesional son mucho mayores que el incremento de conocimiento que aporta una clase con experiencia profesional.

Por explicarlo de otra forma si en vez de a los 40 yo hubiese hecho mi master a los 25 yo no habría estado participando y enriqueciéndome de esa conversación, yo habría sido el profesor de esos tres alumnos.

Si la respuesta a la pregunta ¿Hacer o no hacer un master? era: "Hacerlo. Sin duda." si le añadimos la pregunta ¿Cuando hacer un master? la respuesta pasaría a ser: "Hacerlo. Lo antes posible".

A cuidarse
Javier Arias González

3 comentarios:

  1. umhhh!, no estoy del todo de acuerdo. Yo creo que más que plantearse cuándo hacerlo como una cuestión de edad, habría que plantearse cuándo hacerlo como una cuestión de cuándo está uno preparado para hacerlo. Me explico, no pongo en duda que tu y muchas otras personas (las menos) estarían preparadas para hacer un MBA y SACARLE PROVECHO con 25 años, más allá que tener una titulación más o una línea más en su CV, pero hay mucha gente (la mayoría diría yo) que con esa edad hacen un MBA por una mera cuestión de continuidad (seguir estudiando, intentar distinguirse de los demás con una línea más en el CV como mencionaba antes, retrasar la incorporación al mercado laboral -sí, hay mucho de eso en los MBAs-) pero no le sacan el provecho y el jugo que se saca cuando tienes unos cuantos años de experiencia en la empresa.

    Yo hice mi MBA con más de 10 años de experiencia laboral, y seguramente lo podría haber hecho con 25 años y haberle sacado provecho, pero créeme que en ese caso habría hecho otro 10 años después, pues habría muchos aspectos del MBA que se me habrían escapado con 25 años, tanto por la edad, como por la (falta de) experiencia.

    Sinceramente, yo valoro más la experiencia, y a la hora de seleccionar personal, si veo que alguién hizo un MBA nada más terminar la carrera, le doy menos valor que el que lo hizo con 5 años de experiencia, o que en su lugar hizo 1 erasmus o parte de la carrera en el extranjero. Para mí es lo mismo hacer una carrera universitaria de 4 años y 1 MBA a continuacion, que hacer una carrera de 5 años. El espíritu es el mismo, ¿no crees?

    ResponderEliminar
  2. Hola Txerra,

    Estoy de acuerdo en que hacer un master (incluyendo dentro de master también a los MBA) con experiencia laboral incrementa el aprovechamiento que vas a obtener del contenido del master. La madurez y la experiencia personal y profesional te sirven para obtener más valor del contenido del master.

    Aun así pienso que es mejor hacer el master al comienzo de tu carrera profesional, incluso en el caso, como apuntas, de que sea un master estudiado a continuación de la carrera universitaria; y pienso esto precisamente porque estoy de acuerdo contigo en la importancia de la experiencia profesional. Voy a intentar explicar mi línea de razonamiento.

    El master, como una carrera universitaria, es un elemento diferenciador en el curriculum de una persona y como tal le da a esa persona la posibilidad de optar a mejores trabajos, no sólo mejor pagados sino también más interesantes desde el punto de vista profesional.

    Por otro lado el master supone un revulsivo en la forma de pensar, analizar y asimilar conocimientos de una persona (algo equivalente al revulsivo que supone la carrera universitaria respecto a los estudios de bachillerato). Este es uno de los efectos positivos de la formación, cuanto más te formas más rápido aprendes y más provecho le sacas a tu experiencia profesional.

    Finalmente esta el factor “juventud”. En mi opinión en los primeros años de la carrera laboral de una persona es la época en la que esa persona está más dispuesta a hacer un esfuerzo extra, a asumir más riesgos, en los que tiene más ambición. Esta condición de “juventud” no hace más que realimentar positivamente los dos anteriores factores.

    Estos tres factores combinados, acceso a un mejor trabajo, mayor capacidad de aprovechar tu experiencia profesional y más “juventud”, hacen que cuanto antes estudies un master mejor y más interesante será tu carrera profesional y por tanto más conocimiento obtendrás de ella. Y la diferencia de conocimiento es tan grande que, como decía en la entrada, te permitiría ser el profesor de un master en el que los alumnos tienen el mismo número de años de experiencia que tu.

    Un segundo intento de explicar mi línea de razonamiento.

    Cuando dices: “Sinceramente, yo valoro más la experiencia, y a la hora de seleccionar personal, si veo que alguién hizo un MBA nada más terminar la carrera, le doy menos valor que el que lo hizo con 5 años de experiencia” yo digo: Si tuvieses en tus manos el curriculum de dos personas. Uno con un MBA hecho nada más terminar la carrera y luego 5 años de experiencia laboral. El otro con cinco años de experiencia laboral y luego un MBA. Si valoras más la experiencia pienso que seguramente seleccionarías al primero, porque la de éste sería, seguramente, más rica (mejores trabajos, evolución más rápida).

    En cierto modo la confirmación de esto (dentro de la limitación de la muestra) la veo en mí día a día cuando trato con personas de mi edad, o más jóvenes que yo, en puestos a los que yo no podré optar ni cuando acabe mi MBA.

    Un tercer intento de explicar mi línea de razonamiento, esta vez con un toque de humor.

    Si sustituyes en todo tu comentario “MBA” por “carrera universitaria” yo seguiría estando de acuerdo en que con unos años de experiencia le sacarías más provecho a la carrera universitaria, pero aun así seguiría pensando que es mejor estudiar una carrera universitaria lo antes posible. Al final los beneficios son mayores, aunque a los 18 años no estés preparado para “SACARLE PROVECHO” más que a las clases de mus en la cafetería :-)

    Menos más que me he quedado sin intentos de explicar mi línea de razonamiento :-D

    A cuidarse
    Javier Arias González

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con José Ramón, considero que un Máster se debe hacer cuando ya tengas algunos años de experiencia profesional, primero que todo porque lo haces porque en realidad deseas y debes, porque ya sabes cual es el camino de tu profesión por el que quieres tirar y especializarte en ello.

    Mientras que si lo haces recién terminas la universidad con 25 años, solo lo haces por seguir estudiando, porque te da miedo enfrentarte al mundo laboral, y para rellenar Cv, y la mayoría del temario estudiado no lo asimilas bien, o no le sacas provecho porque lo estas haciendo por hacerlo y no porque en realidad quieres aprender de ello.

    Yo terminé mi carrera en el año 2001, en arquitectura, y después de casi 9 años de experiencia laboral, hasta ahora es que voy a realizar mi máster, porque durante todos estos años he tenido la oportunidad de trabajar en diferentes sectores de mi profesión y sé cual de todas esas ramas es la que mas me gusta y por la cual quiero seguir.

    Y tengo la plena seguridad que voy a dedicarle mas tiempo y esmero ahora, que si lo hubiese hecho al ser una chica sin experiencia.

    Un cordial saludo

    Elena

    ResponderEliminar

Los comentarios son bienvenidos en mis blogs. Se agradece y valora la participación y el intercambio de opiniones.

Sin embargo, no voy (no puedo) a contestar a todos los comentarios de mis blogs. Muchas veces no veo como añadir valor con una contestación por mi parte, en otras pesa más mi intención de no repetirme o monopolizar la conversación.

Por favor, si esperas o deseas que conteste a uno de tus comentarios hazlo explícito con un "¿tu que opinas Javier?" o similar.

El blog admite comentarios anónimos y sin moderación, pero borraré lo antes posible todo aquel comentario que no este en la línea del estilo de mis blogs.