jueves, 25 de junio de 2009

Me han robado mi cuenta de Google

Es lo que tiene trabajar en Google. Tarde o temprano alguien se pone en contacto contigo contándote que le han robado su cuenta de Google. De alguna manera un desconocido ha tenido acceso a su password, ha entrado a su cuenta, ha cambiado la password y desde ese momento esta persona tiene el control de todos los servicios de Google que estés usando con esa cuenta, gmail, blogger, checkout, adsense, adwords, etc, etc. Sólo de pensar que me pase a mí, que uso la práctica totalidad de los servicios de Google, ya me pongo a temblar.

Como quiera que ha coincidido que últimamente varias personas se han puesto en contacto conmigo con este problema y que mi secreto profesional es el de ser un vago voy a escribir en esta entrada que se puede hacer en estos casos. Así a partir de ahora cuando alguien se me plantee este problema simplemente le paso el link de la entrada y en paz.

Empecemos por lo básico. Si no te acuerdas de la contraseña de tu cuenta Google usa este asistente. Por cierto, Google acaba de lanzar la posibilidad de recuperar tu contraseña recibiendo un código en tu móvil, aunque de momento sólo funciona en Estados Unidos.

Si te acuerdas de tu contraseña perfectamente y aun así no puedes entrar a tu cuenta Google, es posible que te hayan robado la cuenta. En ese caso debes rellenar este formulario. Pienso que es buena idea obtener estos datos ahora, mientras uno tiene acceso a su cuenta de Google, y ponerlos en lugar seguro para usarlos en caso de que a uno le roben roben su cuenta.

Por último, en esta página Google da una serie de consejos a seguir para aumentar la seguridad de tu cuenta. Merece la pena leerla y tenerlos en cuenta.

A cuidarse
Javier Arias González

1 comentario:

  1. Realmente da miedo pensar todo lo que Google sabe de nosotros y como puede ser utilizada esta información en manos ajenas y con no muy buenas intenciones

    ResponderEliminar

Los comentarios son bienvenidos en mis blogs. Se agradece y valora la participación y el intercambio de opiniones.

Sin embargo, no voy (no puedo) a contestar a todos los comentarios de mis blogs. Muchas veces no veo como añadir valor con una contestación por mi parte, en otras pesa más mi intención de no repetirme o monopolizar la conversación.

Por favor, si esperas o deseas que conteste a uno de tus comentarios hazlo explícito con un "¿tu que opinas Javier?" o similar.

El blog admite comentarios anónimos y sin moderación, pero borraré lo antes posible todo aquel comentario que no este en la línea del estilo de mis blogs.