sábado, 10 de enero de 2009

Gestionar o no tu presencia en la red

Leo en el blog de Enrique Dans que Britney Spears quiere contratar a un Online Media Manager, en concreto un "Britney Spears 2.0 Media Manager" un perfil que en su entrada Enrique define "como “un social media guru” con experiencia en Google Analytics, SEO y SEM; manejo en la construcción, lanzamiento y gestión de comunidades online; adicto a redes sociales como Facebook y MySpace; blogs de tecnología y social media; y a jugar con nuevas tecnologías como Twitter.".

Estoy absolutamente de acuerdo con su conclusión: "Vale la pena echar un vistazo al perfil detallado del puesto, y plantearse, más allá del caso de Britney Spears, cuáles de esas habilidades empiezan ya a formar parte del bagaje profesional de aquellas personas que aspiren a gestionar una determinada marca en la red, qué tipo de habilidades y características son necesarias para entender y manejarse en la red de hoy, y cómo de importante resulta ya la red sobre el marketing en su conjunto". En mi opinión todo profesional del marketing debería fijarse en esa lista de habilidades y preguntarse cuales de ellas no tiene porque representan una debilidad en su preparación.

Aun así yo saco una conclusión adicional: Britney Spears va a gestionar profesionalmente su presencia (su marca) en internet, ¿Hasta que punto deberíamos gestionar nuestra presencia (nuestra marca) en internet el resto de los mortales? 

El pasado mes de Diciembre tuve la ocasión de hacer una presentación en la "Jornada de Preparación al Retorno" del programa de Becas Talentia de la Junta de Andalucía donde uno de los puntos que traté fue una introducción a la gestión de presencia, tanto profesional como personal, en internet. 

Mi mensaje era sencillo: Desde que uno esta presente en internet, la decisión no es si uno quiere o no gestionar esa presencia (después de todo, una no-gestión es también una forma de gestión); la decisión es el nivel de "profesionalización" con el que uno decide gestionar su presencia en internet. Es decir, en el rango que va desde tener un dominio con tu nombre (el de tu marca) hasta la creación y gestión de comunidades online, cuanto quiere/puede/debe uno implicarse en la gestión de su presencia en internet.

A cuidarse
Javier Arias González