miércoles, 14 de enero de 2009

AECEM - Madrid 13/Enero/2009


Ayer tuve la ocasión de participar en una interesante jornada organizada por el AECEM para empresas que envían correos masivos. La idea de AECEM era juntar a representantes de las empresas proveedoras de servicio de email más importantes de España y ofrecer a sus asociados una serie de consejos y buenas prácticas sobre el envío de mails masivos. 

Por parte de Yahoo! acudió Carlota Rodríguez, por parte de Microsoft Jaime Esteban y yo por parte de Google. El formato de la jornada fue el clásico, 20 minutos de presentación por cada uno de nosotros y luego turno de preguntas general con un pequeño coctel al final.

El contenido de mi presentación se basó íntegramente en la información disponible en las páginas de Google y mi discurso se concentró en tres ideas principales: ¿Quién es el emisor y qué reputación tiene?, ¿Qué mensaje y en qué formato se envía?, ¿A quién se envía el mensaje? y un mensaje que yo considero clave que espero haber hecho llegar a la audiencia: Asegúrate de que tus destinatarios lo tienen muy fácil para borrarse de tu lista de distribución. Cuanto más fácil mejor.

Aun así pienso que la parte de las preguntas que fue lo más interesante para los asistentes porque les dió la ocasión de exponernos su problemas y de plantearnos sus dudas específicas; aunque inevitablemente algunas preguntas eran tan concretas que no pudieron ser contestadas en el momento.

Lo mejor de todo fue el buen rollo entre los que presentabamos (incluidos los representantes de AECEM) y la oportunidad de entender un poco mejor cuales son las preocupaciones que tienen las empresas que hacen envíos masivos de correos.

En breve repetiremos la experiencia en Barcelona...

A cuidarse
Javier Arias González

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son bienvenidos en mis blogs. Se agradece y valora la participación y el intercambio de opiniones.

Sin embargo, no voy (no puedo) a contestar a todos los comentarios de mis blogs. Muchas veces no veo como añadir valor con una contestación por mi parte, en otras pesa más mi intención de no repetirme o monopolizar la conversación.

Por favor, si esperas o deseas que conteste a uno de tus comentarios hazlo explícito con un "¿tu que opinas Javier?" o similar.

El blog admite comentarios anónimos y sin moderación, pero borraré lo antes posible todo aquel comentario que no este en la línea del estilo de mis blogs.